Un trabajador sancionado por negarse a cargar armamento a Arabia Saudita en el puerto de Bilbao

Un bombero que el pasado 13 de marzo se negó a ejercer de retén en un cargamento de armas en el puerto de Bilbao va a ser sancionado. Las armas, 4.000 toneladas de explosivos, bombas y detonadores, se dirigían a Arabia Saudí e iban a ser utilizadas para matar civiles en la invasión de Yemen. Una intervención que suma más de 10.000 civiles muertos y 3 millones de desplazados desde su inicio en 2015, y que como apoya el imperialismo occidental no es portada en sus terminales mediáticas. En este sentido, recordemos que la Eurocámara señaló a ESPAÑA, Reino Unido, Francia y Alemania como países que venden armamento a Arabia Saudí, y puso el foco en Madrid y Londres por haber “aumentado significativamente” el suministro de armas a este país.
La acción del bombero puede traerle  graves problemas profesionales que a través de la recogida de firmas de Change.org se intenta evitar.
La Diputación Foral de Bizkaia, responsable del servicio, ha abierto un EXPEDIENTE DISCIPLINARIO a este bombero por “incumplimiento de sus funciones”. El bombero se enfrenta a entre dos y cuarto años de suspensión de empleo y sueldo por su iniciativa, ya que, aunque la objeción de conciencia es un derecho de todo trabajador, los expertos advierten de que en el caso de los bomberos o los policías prima acatar la orden de un superior. Por ello, el posible castigo depende de la persona que se encargue del expediente.
“Cuando supe lo que había llamé a la base y dije que por motivos de conciencia no podía participar en aquello y me quedé esperando instrucciones”, ha explicado este jueves en la Cadena Ser. “Yo leo los periódicos, escucho la radio y sé lo que está pasando en Yemen. Justo el día anterior vi un vídeo de una sala de neonatos. Me acordé de las enfermeras llorando sacando a los bebés de las incubadoras entre el polvo de las bombas, que posiblemente se hayan fabricado en España. Vi los contenedores y vi que no podía participar en aquello”, ha manifestado.
Podemos y EH Bildu llevarán al Parlamento el tema para solicitar el apoyo de la Cámara.