TP1: Materiales para entender la crisis

Entendemos que la formación teórica es imprescindible para poder entender qué está pasando hoy en el mundo. Vivimos una crisis económica sin precedentes en la historia del capitalismo y sin embargo, a pesar de la debilidad de la clase dominante, los de abajo, los trabajadores y trabajadoras, las clases populares, los explotados y las precarias, aún no hemos sido capaces de organizar la respuesta a nivel general, tan sólo hay pequeñas respuestas atomizadas, dispersas. Para poder entender la magnitud de los ataques que nos están lanzando, para poder enfrentar la enorme precariendad a la que nos están sometiendo cada día es imprescindible la lucha, la organización, la respuesta clara y fuerte. Pero esta lucha será de corto viaje si no va acompañada de un estudio riguroso del enemigo, de las condiciones que plantea, de sus herramientas, de sus decisiones.

Estudiar la crisis, su origen, sus causas, sus consecuencias nos podrá poner en un punto que, junto con la lucha necesaria, permitirá acercarnos cada vez más a la destrucción del capitalismo. Nos dicen que la crisis es un mal trago para todos por igual, que hay que apretarse el cinturón, sino, ya nos lo aprietan ellos con los recortes salariales, laborales, sociales, etc. Pero sin embargo vemos como se refuerza el gran capital y como nos empobrecemos cada vez más. Es una trampa argumental que intenta justificar la renuncia a un mundo diferente. Nosotr@s, muy al contrario, consideramos que quienes desprecian la posibilidad de que pueda cambiar el mundo en favor de los explotados, de las desposeidas, quieren justificar vetustas injusticias con novísimas máscaras. Nuestra respuesta es apostar por una reapropiación crítica y dialéctica de las ideas de Marx, Engels y Lenin, de las escuelas de pensamiento revolucionario y de las experiencias de la clase obrera y de los pueblos, así como de las de tantos otros luchadores y luchadoras que dieron su vida por el socialismo.

Desenmascarar la falacia ideológica, construir la crítica radical, la lucha ideológica, por darle elnombre clásico, es, pues, una labor fundamental en nuestra acción. Como decíamos al principio la debilidad es grande y la tarea ardua, pero la necesidad histórica de construir una alternativa global al capitalismo es más evidente y urgente que nunca, a pesar de la enorme desarticulación social en la mayor parte de las ciudades y pueblos. Entendemos que el marxismo no reformista, revolucionario, con todas sus vertientes, tradiciones y escuelas, es y ha sido una herramienta indispensable para comprender el funcionamiento del sistema capitalista desde la óptica de las personas oprimidas y explotadas, con nuestros propios ojos y no con los de los explotadores. Esta herramienta teórica nos sirve además para analizar la sociedad concreta en que vivimos y poder cambiarla desde la base de manera revolucionaria. Por eso, la formación en la teoría marxista, el debate y la discusión política, que se enriquece con las aportaciones que hacemos dentro de la organización, forman parte de nuestro código genético.

Los textos que hemos elegido entre muchos otros consideramos que son imprescindibles para poder entender mínimamente la crisis actual y poder abrir perspectivas de cambio. Sin embargo creemos que sólo es una breve introducción que debe servir de apertura al estudio sistemático, que tiene que encender el apetito intelectual para tomar con nuestras propias manos e ideas el futuro por el que luchamos.

1) Breve introducción a las teorías de crisis Josep Manel Busqueta. Informes de economía crítica Taifa Nº 6. pp 16-26

2) Resumen para gente con prisa. Informe de economía crítica Taifa nº 7. pp. 11-24

3) Las crisis del sistema capitalista. Alejandro Teitelbaum

4) Los Galbraith, la visión keynesiana de las crisis y la realidad económica del siglo XXI. José A.Tapia Granados y Rolando Astaria

5) El neoliberalismo como arma de destrucción masiva. David Harvey

6) Una teoría marxista del neoliberalismo. Gérard Duménil y Dominique Lévy

7) En el origen de las crisis: sobreproducción o subconsumo. Louis Gill

8) Para seguir leyendo...