Arsenal (Арсенал)

 

Arsenal (Арсенал) 1928 Dirección y guión: Aleksandr Dovzhenko (Sósnytsia, Imperio ruso 1894 - Moscú, Unión Soviética 1956) 88 m. B/N URSS MUDA Con subtítulos jugando un papel similar al de las imágenes, de motor de lirismo y de poesía. Música: V. Ovchinnikov. Premio: National Board of Review, USA 1929 Top Películas extranjeras. Es la segunda de una trilogía de películas sobre Ucrania por la que Dovzhenko entró en la historia del cine mundial.

Arsenal es un film sorprendente y fascinante, y de gran expresividad, que rompe con los patrones narrativos fílmicos occidentales. Describe los devastadores efectos de la Primera Guerra Mundial sobre los pueblos de Ucrania y el inicio del conflicto civil entre las fuerzas conservadoras ucranianas que proclamaron su independencia de Rusia, y los bolcheviques partidarios del poder de los sóviets. El contexto histórico nos sitúa después de la Revolución de Octubre de 1917, cuando, en la Ucrania independiente, un gobierno provisional es instaurado en Kiev por la burguesía ucraniana, con las bendiciones de la Iglesia ortodoxa. Timosh, obrero ucraniano, había desertado del frente y vuelto a casa después de sobrevivir a un tren sin frenos en que viajaba con otros compañeros. En su villa natal encontró un pueblo acosado, que veía en el bolchevismo la única solución posible a los problemas que le agobiaban. Timosh, que se ha afiliado al partido bolchevique, comienza a desafiar a las autoridades locales, y en el Congreso pan-ucraniano, denuncia la política gubernamental e insta a que se adopte el sistema soviético. En vano. Timosh llamará entonces a los obreros de la fábrica Arsenal de Kiev, donde trabajó, a la huelga y a la revuelta, y el 16 de enero de 1918 la fábrica se convierte en el centro de la organización armada de los obreros revolucionarios de Kiev. Después de seis días de insurrección la fábrica fue desalojada en un sangriento asalto. Tras la represión del levantamiento fueron ejecutados más de 300 obreros, habiendo sido asesinados más de 1.500 durante la revuelta. A pesar de que la revolución de enero fue ahogada en sangre, jugó un importante papel en la posterior expulsión de Kiev del gobierno burgués pro-alemán, acaecida en febrero de 1919, y del establecimiento del Poder Soviético en Ucrania.

Aún sigue vivo el recuerdo de los bolcheviques que se alzaron en Kiev para construir un futuro socialista. Un monumento, el Arsenaltsev, en memoria de los heroicos obreros se alza en la ciudad, en la Plaza Arsenal, junto a la calle del Levantamiento de Enero, erigido en 1923 por el quinto aniversario de la sublevación. Se trata de un cañón, que utilizaron los obreros insurgentes, sobre un pedestal de granito rojo, y que, sorprendentemente, permanece sin derribar a pesar de la actual prohibición de monumentos comunistas en Ucrania. Cada año en el aniversario del levantamiento, y hasta antes del Maidán, los comunistas de la capital ucraniana venían depositando flores ante el monumento y arengando a la lucha por la reconstrucción de la Unión Soviética.

El director Dovzhenko está considerado uno de los pioneros del cine soviético por los que la industria cinematográfica de su país obtendría en los años treinta el reconocimiento internacional. Equiparado con figuras de la talla de Sergei Eisenstein y Vsevolod Pudovkin, hizo, al igual que éstos, películas cuyos argumentos giraban en torno a la historia de la URSS - sobre todo, la guerra civil (1918-1920) y el período de colectivización (1925-1935) - y donde el tratamiento ideológico, animado por Stalin, la intensidad dramática y el simbolismo místico tomaban más relevancia que la estructura narrativa. En 1957, a su muerte, los estudios cinematográficos de Kiev, la capital ucraniana, recibieron el nombre de Estudios Dovzhenko en su honor; y en 1994 se creó el Premio Dovzhenko de cine. Honor y galardón que se mantienen increíblemente aunque en Ucrania también esté prohibida la exhibición de películas soviéticas, sobre todo las de Dovzhenko. El decreto de concesión de dicho premio, estatal, lo firma el presidente de Ucrania, actualmente el golpista neonazi Petro Poroshenko. Recientemente la Academia Internacional literaria y artística de Ucrania ha instituido la medalla Aleksandr Dovzhenko a la creatividad en el campo de las Artes y de la Ciencia.

"Arsenal ocupa un gran lugar en mi actividad cinematográfica. Me llevó dos semanas escribir el guión y seis meses rodar y montar la película. Fue una película cien por cien política. Yo trabajo en primer lugar como militante político. Al hacerla, me responsabilicé de dos misiones: desenmascarar el nacionalismo ucraniano, reaccionario y chovinista, y cantar y glorificar a la clase obrera de Ucrania que ha llevado a cabo la revolución socialista”... “La emoción entra en todos mis trabajos. Es suscitada por el impulso invencible de la revolución y sus grandes fuerzas creativas”.

Arsenal es un film inolvidable, y sus imágenes, de una increíble fuerza poética y lírica, forman parte de los más bellos momentos que el cine mudo nos ha ofrecido. Cierra con la escena que se haría mundialmente famosa al estreno: Timosh, rodeado por los contra-revolucionarios que le han disparado repetidamente sin que las balas le alcancen, abre su camisa y les tiende, invencible, su pecho desnudo, metáfora posible de la invencibilidad de la Ucrania socialista.