IRÁN: crecientes líos entre aliados imperiales

Este 26 de septiembre la DW (Deustche Welle: servicio de radiodifusión internacional de Alemania) recogía bajo el impactante titular “Pompeo acusa a la Unión Europea de apoyar el terrorismo” las declaraciones del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en las que denunciaba un plan de la Unión Europea para evitar las sanciones de la administración Trump contra Irán. Según puede leerse en este medio alemán, Pompeo dijo que este plan de la Unión Europea es “una de las medidas más contraproducentes que se pueda imaginar en términos de paz y seguridad a nivel regional y mundial”.

Como no era de extrañar, los medios israelíes se han hecho eco inmediatamente de las acusaciones de Pompeo contra la Unión Europea en torno a la “cuestión iraní”. Así, tal como puede leerse en https://israelnoticias.com/iran/pompeo-union-europe-iran/, Pompeo hizo estas acusaciones “en una conferencia ante el  grupo de presión United Against Iran Nuclear (Unidos contra Irán nuclear) que se celebra cerca de la Asamblea General anual de la ONU”. Según este medio, Pompeo dijo que estaba “perturbado y ciertamente profundamente decepcionado” por este plan de la Unión Europea para sortear las sanciones de la administración Trump.

En dicha conferencia,  Pompeo acusó a la Unión Europea de “consolidar a Irán como el principal patrocinador estatal del terrorismo”, añadiendo: “Me imagino que los ayatollahs corruptos y la Guardia Revolucionaria se estarán  riendo esta mañana”, todo ello en un discurso que fue interrumpido varias veces por manifestantes contra la guerra.

La responsable de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, que habló el lunes por la noche junto con el ministro de Relaciones Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif, dijo que “el acuerdo [alcanzado con Irán bajo la administración Obama] era de interés mundial y señaló que los inspectores de la ONU aseguraban que Irán estaba cumpliendo el trato”.

Federica Mogherini confirmó que, efectivamente, los miembros de la Unión Europea estaban trabajando en la puesta en marcha de una entidad legal que permitiría a las empresas comprar petróleo y realizar otros negocios con Irán y evitar así las sanciones de Estados Unidos.

V.S.C (27-09-2018)